Siempre alerta

Cuando hablamos de seguridad de la información, quedarse simplemente en comprobaciones puntuales implica periodos en los que puede existir una exposición frente a nuevas amenazas o vulnerabilidades que afecten a la seguridad de un sistema o de una aplicación

En TELINSEC, establecemos una red de monitorización adaptada a cada cliente, con el objetivo de garantizar la seguridad de sus activos y su información. Para conseguirlo, evitamos las técnicas obsoletas de monitorización, las cuales simplemente actúan sobre amenazas conocidas, y nos basamos en las nuevas amenazas y técnicas que utilizan los atacantes. El fin de realizar esto no es detener los ataques, sino evitar que se produzcan.

Una vez que se ha identificado una nueva amenaza, comprobamos de manera inmediata la posibilidad de que afecte a uno de los sistemas que monitorizamos. En caso de que así sea, activamos las medidas de seguridad necesarias para evitarla, de esta manera nos adelantamos a los ataques, y los evitamos.

Comprobaciones proactivas

No sólo nos detenemos en la comprobación. Además actuamos de manera activa cuando aparece un nuevo ataque. Volviendo a comprobar los sistemas o aplicaciones de nuestros clientes, para comprobar si son vulnerables a la nueva amenaza. Este acercamiento proactivo, permite a los responsables de los sistemas informáticos saber, casi de manera inmediata, la resistencia de sus defensas ante estos nuevos escenarios.